miércoles, 26 de marzo de 2008

Cosecha


Nuestro ayer es ceniza
que quizás
pueda abonar la tierra
de las siembras que aún nos quedan.



En tanto deberíamos
aprovechar los frutos
que hoy
tenemos en las manos.

-+-+-+-

El nostre ahir és cendra
que potser
pugui abonar la terra
de les sembres que encara ens queden.
En tant deuríem
aprofitar els fruits
que avui
tenim a les mans.

*

23 comentarios:

francisco javier costa lópez dijo...

Querido Néstor:

Una sutil y deliciosa poesía, sobre la realidad de la vida, que tan difícil de enfocar resulta, cuando se quiere hacer un poema comprensible a la vez que bello, como este, que en verdad considero hermoso.
Te felicito.
Abrazos fuertes.

Vanyz dijo...

Devuelvo visita...buen blog.

Néstor Morris dijo...

Francisco,
gracias por acompañar con tu destacada sensibilidad a estos versos.

Un fuerte abrazo, compañero.

Néstor Morris dijo...

Gracias Vanyz por acercarte hasta este poema y dejar tu huella.

Un cordial saludo.

Anima de Argel dijo...

que genial escribes, eres un maestro, cuídate y gracias.

Néstor Morris dijo...

Anima de Argel

Eres muy generosa con tu parecer.
Muchas gracias.


Un cordial saludo.

Ana Soff dijo...

Esa lengua me suena... mi tierra... mu cultura... Sigo apreciando tu poesía.

Un saludo.

BELMAR dijo...

siempre es bueno tener unos versos para deleitarse del entorno...

Néstor Morris dijo...

Gracias Ana por estar junto a estos versos.

Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Es un gusto, realmente, encontrarte acá, Belmar.

Aprovecho para reiterar mi reconocimiento a tus espacios en la blogoesfera...fantásticos.

Un cordial saludo.

La petite morte dijo...

Gracias Néstor por sus comentarios siempre halagadores. Ud. también tiene lo suyo. un abrazo desde un Chile aporreado.

Néstor Morris dijo...

Gracias por tu paso Florencia.
Me hablas de un Chile aporreado...qué puedo decirte de nuestros días especialmente en Buenos Aires..?

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Cuánta sencillez y belleza para hablarnos del devenir de la vida. Cuánta esperanza.
Me gusta la poesía que "dice", y esta dice tanto.
Un abrazo, Néstor, y gracias por acompañarme en mi aventura poética!

Néstor Morris dijo...

Raquel

Nuevamente te felicito por tu camino, por tu obra, cargada de simbolismos y sensibilidad.

Gracias por tu generoso decir.

Un abrazo.

Gabriela Bruch dijo...

simple, despojado de artilugios para hablar de lo más profundo de la vida , lo más cíclico , elemental pero así también de incomprensible.
hermoso.
buen blog

Dríada dijo...

La poesía me gustó y me sorprendió la traducción en catalán.

Saludos ;)

Dríada dijo...

Por cierto, el último verso está mal traducido: no es "tenim en les mans" sino "tenim a les mans".

Saludos ;)

Néstor Morris dijo...

Gracias Dríada por tu paso, aliento y aporte...

Ya está incorporada la modificación que indicaste.

Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Gabriela

Me reconforta leer tu parecer...
Uno simplemente intenta, esperando el eco para saber sobre la propia voz.

Un abrazo y mi felicitación por tus espacios.

Concha Vidal dijo...

Cualsevol moment, pot ser el millor instant, si la nostra sonrisa es llargaaaaaaaaa.
La meva, graçies a Dèu i a persones com Gulliver, escolta el rumor de les oles.

(No creo haberlo escrito correctamente, pero no importa ¿verdad?

Néstor Morris dijo...

Seguro que poco importa, lo que importa es mantener esa sonrisa....aunque las sombras arrecien contra nuestros pasos.

Cariños.

S. C. P. dijo...

Hola, vecino.
Me gustó mucho su blog. De paso le agradezco su visita. Ya mismo agrégolo a mis links preferidos.

Un abrazo.

La ferro

Néstor Morris dijo...

Chasgracias vecina por el sobrevuelo.

Abrazos.