lunes, 17 de marzo de 2008

Aún me sigues lloviendo

Me guarecí a la sombra
de una mentira absurda.
Pensé que había logrado
sepultar los recuerdos,
debajo de la grava
metódica del tiempo.

Caminé otros paisajes,
ignoré los espejos
que encontré en mi deriva.

Supuse que las huellas
estaban sobre arena
y que se irían al paso
tenaz de las mareas.

Pero todo fue en vano,
aún me sigues lloviendo.

El eco de tu nombre
golpea los cristales,
de mis ojos y el paso
de los días es sólo,
una llave que gira
descifrando el cerrojo
de nuestras circunstancias

22 comentarios:

Victoria Lantter dijo...

Un poema de otoño... triste?

Gracias por tu visita.

Néstor Morris dijo...

Victoria

gracias por dejar tu huella en esta pincelada de nostalgia.

Un abrazo.

Daniel dijo...

Nestor, me queda decir solo dos palabras muy bueno...
un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Daniel...
usaré entonces dos palabras:muchas gracias.

Un abrazo.

INMA VALDIVIA dijo...

Lindo poema.
Ni el tiempo ni el viento borran las huellas marcadas en el alma

Dríada dijo...

Hay cosas que son difíciles de olvidar.

Saludos.

Néstor Morris dijo...

Inma

nadie nos borra esas huellas...tal vez instantes de alegría puedan taparlas, pero borrarlas no.

Un abrazo y gracias por tu visita.

Néstor Morris dijo...

Asi es Driada, asi es...

Te agradezco el paso y tu decir.
Un abrazo.

CONSUELO NICOLINI dijo...

Nestor,
Vine a agradecer tu
visita y me ensuentro
con un extenso y atractivo
espacio poético.
Más tarde te visito
nuevamente.
Fuerte abrazo.

Néstor Morris dijo...

Gracias Consuelo

por tu visita y por el cordial mensaje que me brindas.

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Néstor, este poema es bellísimo. Ya desde el título dice tanto: "Aún me sigues lloviendo". Que imagen tan perfecta.
Un abrazo!

@Patrulich dijo...

"Pero todo fue en vano,
aún me sigues lloviendo."
La persistencia de los sentimientos, el eco de las palabras, las huellas que no quieren borrarse... qué bien representados están en el título de tu poema!
Un abrazo, Néstor

Néstor Morris dijo...

Gracias Raquel por acercarte. En verdad, de esa frase que "brotó" salió el resto del poema. Muchos recuerdos nos siguen lloviendo ¿verdad?

Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Patrulich, estimada vecina

como le decía a Raquel, de ese verso nació el resto del poema...

Un abrazo y Felices Pascuas.

Gaviota dijo...

Me quedo con el "aún me sigues lloviendo" creo que siempre siguen lloviendonos, una parte de nosotros se seca, pero otra, muy profunda nos llueve a cada eco traido por el recuerdo...
GRacias, tus letras como siempre, hermosas.
Saludos saturnianos!
Gracias tmb x pasar.
Buen fin de semana e igualmente, felices pascuas!
=)

Néstor Morris dijo...

Gaviota

Tomo tus "saludos" y agradezco tu paso reflexivo sobre este tema.

Un abrazo.

María Jesús Lamora dijo...

Me ha encantado, sobre todo el título: aún me sigues lloviendo.
Un abrazo para ti.

Eva dijo...

Qué bonito eso de "aún me sigues lloviendo" y cómo lo entiendo...

Néstor Morris dijo...

María Jesús

Gracias por tu abrazo y lectura.
Recibe el mio, poeta.

Néstor Morris dijo...

Eva

me alegra transmitir la idea, compartir sentires...

Gracias por estar.

Un fuerte abrazo.

Concha Vidal dijo...

Tens que deixarte plourer, tot sanser, tens que calarte tot tú.
Vorás quin plaer.

Néstor Morris dijo...

Pastora
Gràcies pel regal de la teva presència.
Petons