jueves, 31 de enero de 2008

Gerónimo


Te debía unos versos
pequeño sabandija.
Saboteador del orden,
amalgama de risas
y tozudas porfías.


Encantador de abuelos
que siguen tu deriva:
tuvimos que inventar
diferentes caricias,
palabras y ternuras,
para no darle nubes
al cielo de una niña.

Disfrazamos los miedos
cuando tu frágil tiempo
se poblaba con dudas
que nadie respondía.
Velamos por tu dicha
en cada alternativa,
sin importar el sitio,
la ocasión o la queja.

Hoy que las aguas tienen
cierta calma, nosotros
disfrutamos lo nuevo
que aparece en el día.
La palabra que intentas,
alguna monería,
el plato que ignorabas
y ahora está sin comida.

Y tenemos el alma
a medias repartida,
cargada de esperanzas
para vos y Martina.

34 comentarios:

@Patrulich dijo...

Todo el sentimiento a flor de piel... Qué gusto!

Gracias, Néstor, por poner mi link en tu página, es un honor para mí!

Un beso con alas >|<

Patita dijo...

Néstor, gracias por tus huellas. He venido a maravillarme con tu mundo construido a letra y pulso...

Saludos cordiales.

obdulia dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario.

Veo que tienes un hermoso blog lleno de sentimientos.

Un saludo afectuoso. Obdulia

INMA VALDIVIA dijo...

Lindo poema y más tierna la imagen que brota a la vida llena de ternura. Incipiente proyecto de hombre que al amanecer encuentra amor de unos padres a los que le regala sonrisas y alegrias.
Néctor algunas cosillas me han tenido relegada por unos días sin poder ni visitarte ni agasajarte en mi casa, pero ahora, mientras te saludo, espero que estés disfrutando de los dos teé con hierbabuena con los que te he dejado.
Un gran saludo literario y a poco que el tiempo me lo permita gustosamente te voy a enlazar en mi página.
Inma

Néstor Morris dijo...

@Patrulich
Gracias a vos por acercarte nuevamente y brindarme tu parecer.

Cariños, compañera.

Néstor Morris dijo...

Patita
Es un gusto contar con tu vuelo sobre este espacio.
Muchas gracias, de corazón.

Saludos.

Néstor Morris dijo...

Obdulia
Mi agradecimiento -también- a ti por amarrar y dejar tu huella.

Un afectuoso saludo.

Néstor Morris dijo...

Inma

Habiendo paladeado el té que me ofrecieras, disfruto ahora tu paso y palabra sobre este espacio.

Un fuerte abrazo.

María Elena Ponce dijo...

Claro que le debías unos versos de tu excelsa pluma y a mí el honor de tu visita a mis letras.

Un abrazo amigo entrañable y un beso.

María Elena Ponce

Dríada dijo...

Muy linda la poesía :-)

Saludos.

Sandra Garrido dijo...

Muy emotivo, se me dibujó la sonrisa desde el primer verso y aún la conservo, Que hermoso sentimiento el de los nietos, los hijos, no hay amor igual

UN abrazo

Néstor Morris dijo...

María Elena
es un gusto volver a encontrarte...donde debía ser:sobre unos versos.

Cariños siempre querida amiga.

Néstor Morris dijo...

Dríada

Me alegra saber que te ha gustado este pequeño ramo de sentires.
Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Sandra

Es una sensación única, es verdad.

Ojalá conserves la sonrisa, lo mereces.

Un abrazo.

Agus dijo...

Jajaja, la nieta celosa del hermanito... historias que se repiten y cada una tiene lo singular encerrado en ella. Muy tierno.

Néstor Morris dijo...

AGUS

es así...cada uno defiende su territoio afectivo...

Gracias por acercarte.
Un abrazo.

©Claudia Isabel dijo...

Néstor, que lindo poema...yo le escribí también a mis niñas, cada una tiene el suyo...Encantador el niño!
Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Claudia
Estos poemas se leen mejor desde los sentimientos ... y eso es lo que has hecho.

Muchas gracias.
Un abrazo.

la Brexa dijo...

Néstor, tu pueblo argentino se llama igual que mi pueblo chileno... !!! coincidencia.s. chán!!!

Lindo poema ^^.... mucho sentimiento respecvto a ese niño..

Carolina González Velásquez dijo...

Que dulzura!!!!!

Néstor Morris dijo...

Pues ...mira que casualidad...!
Gracias Brexa por tu paso.

Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Gracias Carolina por disponer tu sensibilidad sobre estos versos.

Un abrazo.

Ana Marlen Guerra Encina © dijo...

esto es pura ternura
que liiiindo!!!!

gracias por pasar otra vez
y saludos desde la Patagonia chilena!!!

Néstor Morris dijo...

Ana Marlen

Gracias por ver el poema tan cerca del sentir de mi pluma.

Un abrazo desde esta Buenos Aires que hoy promete mucho calor...uf!!

Sol dijo...

Dulce, tierno... qué lindo! No amor más grande, no? Me gustó mucho.

Beso.

Néstor Morris dijo...

Gracias Sol por el abrazo de tu palabra.

Cariños.

Daniel dijo...

Muchas gracias por el comentario. Pero es así estimado, el tiempo pasa, el reloj no se detiene aunque algunos recuerdos dejes.

Trini dijo...

Que alegría nos dan los niños pequeños, sobre todo a nuestra edad. No sé porqu´´e, pero los disfrutamos más que en su día alos nuestros.

Muy bello el poema
Un abrazo

Gabriela Bustos . dijo...

Hola Nestor, me encantó tu poesia,gracias por tenerme en tu blog , cariños
Gaby

Néstor Morris dijo...

Daniel
es verdad... el tiempo pasa y nosotros con él...

Saludos.

Néstor Morris dijo...

Trini
Posiblemente ocurra porque nos devuelven algo de la inocencia, de la ternura que el correr de los años nos ha sustraido.

Gracias por estar.
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Gabriela

Gracias por tu aliento y siempre es un gusto compartir el espacio con quienes creen en la generosidad y poder de la palabra.

Un abrazo.

mares dijo...

Ternura inmensa...!!!

me encanta tu sitio... y tus sentimientos escritos...

cálido abrazo...

Néstor Morris dijo...

Gracias Mares por acercarme tu palabra, tu afecto.

Un abrazo.