sábado, 26 de enero de 2008

Ceguera



En otros tiempos
(sin saber que era así)
estuve caminando
por senderos lindantes con la felicidad.

Tal vez
por esa cercanía
no alcancé a comprender
dicha fortuna.

Es que a todo lo grande
para verlo mejor
hay que alejarse.

Hoy encuentro que el tiempo
despierta alguna página
y me invita a pensar
hacia adelante.

26 comentarios:

@Patrulich dijo...

En la perspectiva está el poder apreciar el significado de las cosas... en su justo momento y espacio...
Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Totalmente de acuerdo...

Ocurre que muchas veces no nos percatamos de esta circunstancia.

Gracias por tu paso.

Ana Tejeira dijo...

Hola, Néstor.
Te agradezco el mensaje que dejaste en mi blog.
Ello representa una doble alegría. Por un lado, porque algo de lo que tímidamente escribo parece haberte gustado, y por otro, lo más valioso, porque me invitaste a conocer tu inquietante poesía.
Besos, Ana.

Dríada dijo...

No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. La felicidad, muchas veces, es efímera y deberíamos de valorarla más.

Saludos.

Laura Navas dijo...

Hola, acabo de leer el comentario que has dejado en mi blog. He estado leyendo tus poemas y me parecen sublimes. Creo que es maravilloso que podamos compartir este arte, porque nos da ánimos para creer que en las palabras aún reside la salvación de este mundo.
Desde Madrid, al otro lado del océano, un fuerte abrazo.

Néstor Morris dijo...

Ana
es un gusto llegar a compartir el fruto de la sensibilidad con otros poetas.
Gracias por tu cordialidad.
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Driada

Seguro que si...aunque se nos pase en ocasiones..

Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Laura

Eres muy generosa en tu parecer sobre mis intentos. Te lo agradezco profundamente y comparto contigo la alegría de intercambiar lecturas, sensibilidades, imágenes.

Un fuerte abrazo desde una Buenos Aires, hoy algo nublada.

afrika-amanece dijo...

Nunca estamos contentos, siempre queremos más, por eso nunca vemos ni lo que tenemos.
Disfruta el momento, la felicidad puede que no sea tan grande y esté hecha de cosas pequeñas que tienes a tu lado, muy cerca y por pensar que es muy grande no la encuentras. Saluditos

Néstor Morris dijo...

Afrika
Comparto lo que afirmas y -al menos- en el papel surco dicho camino.

Un abrazo.

Tondo Rotondo dijo...

Esos tiempos, ciclicamente, nunca nos acaban de abandonar.

Saludos desde los Países Catalanes

Néstor Morris dijo...

Tondo Rotondo

Bienvenido tu paso, desde tan bella tierra.

Un abrazo a la distancia y muchas gracias.

©Claudia Isabel dijo...

Néstor, siempre la distancia es reveladora, y nos permite otra mirada...muchas veces necesaria para que madure un sentimiento, otras para saber si es real...hermosos versos!
Besos

mi despertar dijo...

bello texto, no sé como llegué aqui..

Néstor Morris dijo...

Claudia
La distancia puede ser puente que nos una o muralla que nos separe...todo depende de nosotros ¿no crees?

Gracias por tu paso.

Cariños

Néstor Morris dijo...

No importa el modo en que llegue un despertar ...lo importante es eso: que haya llegado.

Gracias por tu paso y parecer.

Un cordial saludo.

mi despertar dijo...

Realmente cierto alguien dijo ................tu poesia es inquietantemente buena

Maggi dijo...

La felicidad es la capacidad de apreciar la vida desde la acera de enfrente.
Cuando cruzas la calle para llegar a ella, la felicidad a su vez ha cambiado de acera.
Gracias por llegar a Mi Otoño.
*mag

Néstor Morris dijo...

...inquietantemente buena...


Sin dudas, amiga, suenan realmente gratas estas palabras.

Te las agradezco.
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Maggi

parte de la felicidad es contar con buenos amigos acompañándonos, como en este caso ocurre contigo.

Mil gracias.
Un abrazo.

mares dijo...

que sí...! que me gusta tu poesía...!
y que volveré,
cada vez...
otra vez...
todo el tiempo...
a verte...
un abrazo y gracias por visitarme...

mares
.

Néstor Morris dijo...

Mares

Encantadísimo de verte. Ha sido un gusto encontrar tu espacio y otro tanto hallarte aquí.

Un abrazo.

Carolina González Velásquez dijo...

Es que a todo lo grande
para verlo mejor
hay que alejarse.


Que tanta verdad habrá en esas palabras?
Espero que muchas.

Besos

Néstor Morris dijo...

Carolina
No seré absolutista...pero casi siempre es así, estimada compañera.

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Me encantó este poema. Cuánta verdad encierran tus palabras.
Un abrazo.

http://raquelgfernandez.blogspot.com/

Néstor Morris dijo...

Un gusto que acompañes este espacio, Raquel.

Te dejo un cálido abrazo.