viernes, 13 de enero de 2012

Síntomas

Prefiero
el trébol al cemento
el arroyo a un embalse
la libertad al lujo
y el honor a la calma.

Disfruto
el arte del paisaje
la pequeña inocencia
el palpitar de un beso
y saberme posible

2 comentarios:

Qymera Roxz dijo...

Qué más se puede decir??

Sólo te dejo un beso de mandarina para adornar una esquina entre tu paisaje emocional.

Néstor Morris dijo...

Es imposible un regalo mejor.
Gracias por tu paso.