viernes, 13 de enero de 2012

Parpadeos

El cielo
(perfecta desnudez)
no precisa palabras.
El aire inmóvil
aguarda por las voces.
Cada árbol es un verso,
los pájaros,azar
que teje el viento.
Parpadea el recuerdo
de mis manos,
haciendo nidos
sobre cada misterio.

Volver al sitio del adiós,
le muestra al corazón
viejos desiertos.

4 comentarios:

Qymera Roxz dijo...

El edén soñado!!
y tú lo conoces y lo has recorrido, me lo recuerdas... ese que llevo en mi corazón, y ahora me haces pensar que de tanto en tanto cada uno lo lleva también.

Este poema es una oda a la belleza!!

Gracias por haberlo escrito

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Por invitación de mi amiga Qymera vine, y... no es poca la alegría que despiertan tus letras... admiración y conjetura... Gracias por compartir

Néstor Morris dijo...

Gracias a ti, Qymera, por tan generoso aliento.}
Un fuerte abrazo, el de siempre.

Néstor Morris dijo...

Gracias Francisco, es un placer contar contigo.
Un abrazo