lunes, 6 de septiembre de 2010

Desde el Sur

Pudo ser otro mes
pero fue Agosto.
Allí donde se jacta la inclemencia,
donde la niebla estrecha nuestra vista,
donde desnudos árboles dormitan
su abstinencia de verdes
y las risas
por alguna razón saben a poco.

Pudo ser otro mes
pero fue Agosto.
Donde dicen que mueren los libretos
y la gente reniega de su noria,
allí donde las sombras son simiente,
donde muy pocos creen en la magia,

Vos.

1 comentario:

Beatriz dijo...

Yo creo en la magia.
Cualquier mes, cualquier día o tan solo un instante puede llenarnos de luz, el día más gris.