viernes, 27 de agosto de 2010

Instantes


Sigo ahí,
en el mismo escalón
donde las huellas
palpitan su nostalgia.

Una brisa se escurre
entre el cristal y yo.

El silencio es un puente
infructuoso a la espera.

Los recuerdos se astillan
contra los arrecifes
que asoman de la noche.

2 comentarios:

Ssoul dijo...

sabes, no es nada difícil imaginarte fuera de todo, y siendo todo. Éste sol va a ponerse y se dedicará a mirarte...
los recuerdos se astillan contra los arrecifes que asoman de la noche
de la noche...qué extraño ha sido Agosto sí?

Néstor Morris dijo...

Agosto siempre es una especie de bisagra (muy poco poético, por cierto).
Gracias por estar.
Beso.