domingo, 19 de julio de 2009

No debería decir

Lo tengo bien claro:
no debería decir
el de hoy es un mal día para mi,
porque la vida aguarda
la ocasión de mostrarnos
que siempre hay un abismo
más profundo
donde perder las risas.
Sin embargo,
cuano nos llueve sal
sobre el desierto
y la paredes llegan hasta el cielo
clausurando la luz del horizonte,
uno puede ignorar
pensar otras historias
y volver a decir, amargamente:
el de hoy es un mal día para mi.

12 comentarios:

mabel casas dijo...

bien, ya pasa el mal día...no deberías decirlo, pero hay algunos que se cruzan doloridos
por que no decirlo? por eso me gusta el poema,el poeta se ebe a la verdad y lo sentido

mañana puede ser nejor,entonces buen día del amigo
abrazos

Bletisa dijo...

Pues hay que decirlo Néstor, alto y claro para que se espante y levante el vuelo lo antes posible,,,,,y que se vaya.

Un beso desde aquí.

Concha Vidal dijo...

Opino como Bleti, ¡ faltaría más¡ hay que decirlo y fuerte, que se lo lleve el viento, no, que no es bueno dejar las cosas en el estómago o lo que es peor, en el corazón.
Desde aquí, yo también un abrazo.

Daniel dijo...

Feliz día Amigo.

Un abrazo.
Dani..

arshi dijo...

Imposible describir mejor, con esa belleza de tu decir!!!
"la vida aguarda
la ocasión de mostrarnos
que siempre hay un abismo
más profundo..." Entonces nunca es tan mal dia?? , cierto?
Gracias Amigo poeta!!!
y FELIZ DIA !! atrasado!!
TKM!
Ari

Néstor Morris dijo...

Mabel, lo hablamos...mañana puede ser mejor. Por qué no?
Un abrzote

Néstor Morris dijo...

Gracias Bleti por estar siempre del lado del aliento.
Un abrazo, querida amiga.

Néstor Morris dijo...

Pastora
veo que no solo caminas espumas, sino que te adentras en estas redes digitales...nada que ver con tu mar.
Pues, gracias. Siempre es buena tu compañía.Cariños.

Néstor Morris dijo...

Gracias Daniel y feliz dia para vos tmbién, aunque atrasado.
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Gracias a vos Ari por el afecto que siempre ponés en cada uno de tus actos. Sos una bellísima persona.
Un abrazote.

Marbel dijo...

Hay días tan grises y sombríos que solo nos consuela el compartirlos con un amigo...
No, no debemos lamentarnos de nuestra suerte, pero sí podemos hayar consuelo en los que nos quieren...y jamás perder la esperanza, la ilusión por que el siguiente día sea mejor .

Gracias Néstor...porque eres nuestra boca, nuestras manos...dices tan bonito todos aquellos sentimientos y emociones que cada uno de nosotros guardamos sin saber cómo expresarlos... Gracias amigo.

Néstor Morris dijo...

Gracias a vos María Belén, por conmoverme siempre desde la tibieza y el aliento que lleva cada uno de tus comentarios. Eres una persona sumamente gentil y te has ganado el cariño de todos, entre ellos el mio.
Un abrazo.