viernes, 10 de julio de 2009

Mirar el mar


Dichosos quienes pueden
sentarse frente al mar
bajo la luna
a contemplar el brillo
que mece entre las olas
su misterio

y dejar que los sueños
se hagan ola también
y viajen al confín de los recuerdos
para abrazar aquello
que pretendió brotar
sobre un desierto.

14 comentarios:

Sol dijo...

Me gusta.

Concha Vidal dijo...

¡ No sabes bien el placer qué es!
Sólo sentarse y dejarse llevar la mirada vaga sin posarse en ningún sitio determinado, dejarse mecer!
Y soñar.

Unika dijo...

QUE BELLO POEMA, Q PLACER DEJARSE LLEVAR X LOS SENTIDOS, ME HA GUSTADO MUCHO!
SALUDITOS UNIKOS!

Beatriz dijo...

Dichosos, si...
Un beso, poeta.

Néstor Morris dijo...

Me alegra Sol, encontrar tu paso y precer.
Gracias.

Néstor Morris dijo...

Concha
no dudo de tus palabras, si eres una especialista. Fijaté que te has diplomado de Pastora de espumas...asi dicen, no?
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Unika
mil gracias por permitirme disfrutar de tu paso.
Un cordial sludo.

Néstor Morris dijo...

Beatriz
Dichoso yo al encontrarte también aqui. Eres muy generosa al acercarte.
Un abrazo, querida amiga.

Soledad dijo...

hermoso...

Néstor Morris dijo...

Muchas gracias Soledad.
Un placer encontrarte.

arshi dijo...

Me ilusiona tanto mirar la inmensidad del mar!!! este poema
me llevo a sus orillas!!!
Gracias por hacernos vivir
cada una de tus palabras, poeta!
Bsotsss!!!
Ari

Néstor Morris dijo...

Ari
gracias a vos por acercar tu contemplación y sensibilidad a estos versos.
Cariños.

Marbel dijo...

Dichosos, sí , los que son capaces de asombrarse de cada maravilla de las que nos rodean...
Y dichosos nosotros por poder disfrutar de este canto hecho poesía, gracias amigo porque cada uno de tus poemas es una bocanada de aire fresco, es una ola de sentimientos...
Gracias Néstor, gracias maestro.

Un fuerte abrazo y todo mi cariño. ;)

Néstor Morris dijo...

Gracias a vos Marbel...mira, si no estuviesen quienes como tú se acercan a compartir mis sensaciones...mucho menos brillo tendría lo que escribo...ustedes le dan alas a mis versos.
Mil gracias.
Un abrazo.