miércoles, 12 de diciembre de 2007

En tránsito



Aún sigo
el caer de una hoja desde el árbol anónimo,
rescatando gaviotas (de infantiles momentos)
evocando naranjas, luminosas y amargas,
odiando los candados y las palabras huecas.

Perdí tantas distancias heridas por destino,
sepulté tantas risas bajo tierras ajenas
cargando en la mochila cada uno de los miedos,
que podría mi médula vacilar su disputa.

Pero pienso en las horas que aún permanecen vírgenes
en las puertas abiertas
en las alas dispuestas
en ángeles armados con sus justas balanzas
en la aurora que pinta su quietud, aguardándome
y dejo andar mi paso
-discípulo de tantos-
sobre todas las huellas.

14 comentarios:

Sandra Garrido dijo...

Querido Néstor, los tiempos se fueron pero no del todo pues siempre nos quedará la memoria para recordar aquellos días de gloría.

Pasaba sobretodo a saludarte después de una ausencia cibernética.

UN abrazo

Néstor Morris dijo...

Querida Sandra
Es verdad, nos quedan los recuerdos...gratos y no tanto...pero al menos, vividos...

Un abrazo y el gusto -siempre- por verte.

Sibyla dijo...

Hola Néstor:
Qué inteligente la actitud de:
Dejar puertas abiertas
y alas dispuestas...
Lo mejor muchas veces está por llegar
No le pongamos freno a los sueños...
Un abrazo!.

Néstor Morris dijo...

Sibyla
Me alegra saber que compartes la idea. Gracias por estar.
Un abrazo.

Susana dijo...

Paradoja de andar sobre huellas aun vírgenes, que sólo tendrán la dimensión del paso del poeta en lo por venir... siempre incierto, también en la incertidumbre del poema, pero tomando ese mismo pasado como materia futura.
Saludos y llegué hasta aquí por tu paso por mi blog! muchas gracias también por tu lectura!

Néstor Morris dijo...

Gracias Susana por tu reciprocidad y reflexión.
Un cordial saludo.

Yamilka Noa dijo...

Sin palabras, sin palabras me dejas...

Con sinceridad.

Néstor Morris dijo...

Yamilka
Gracias por tu habitual generosidad.
Un fuerte abrazo y Felices Fiestas.

Trini dijo...

Siempre queda el recuerdo para endulzarnos el alma, en el mejor de los casos, o seguir doliéndonos de vez en cuando.

Saludos
PD: No soy Maribel:)

Néstor Morris dijo...

Asi es Trini, ahí han de estar para uno u otro fin...
Gracias por estar.

Aprovecho para desearte Felices Fiestas.

Yamilka Noa dijo...

Paso para desearte una Feliz Navidad!!!

Néstor Morris dijo...

Muchas gracias Yamilka y felicidades para ti también.

©Claudia Isabel dijo...

Hermosa tu poesía, me ha encantado leerla.
Te dejo un beso.

Néstor Morris dijo...

Muchas gracias Claudia por tu palabra cálida y alentadora.
Un fuerte abrazo y felicidades.