jueves, 27 de diciembre de 2007

Desnudez


¿Cómo llegué hasta aquí?
¿Por qué camino?

Doblo cualquier esquina
y hallo un espejo
(Idénticos silencios)

Piso viejas palabras
que el tiempo abandonó.
Lucen resecas
(Crujen olvidos)

Diviso una silueta
sin rostro, que se aleja.

En esta desnudez
de latidos y voces
se hielan los recuerdos.
No puedo imaginar
si está pensando en mi
alguno de ellos.

14 comentarios:

Trini dijo...

Hay veces, en que mejor sería si se helaran todos los recuerdos; así nos sería más soportable el silencio.

Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Triui ...estaríamos próximos a morir de frío...no?

Un abrazo, gracias por acercarte y Muchas Felicidades.

Arianna dijo...

Leo nuevamente tu poema y me sumerjo en esa soledad que destilan tus palabras. Me ha parecido sencillamente hermoso.

Saludos

Arianna

Sol dijo...

Me gustó! El final sobre todo... si alguno de los recuerdos helados están pensando en tí.. excelente.


Un abrazo por un 2008 espectacular!

Sandra Garrido dijo...

Cuando se viaja desnudo pueden doler, pero las vestiduras equivocadas pasan factura y dolor hasta hiere.

UN abrazo y feliz 2008

Néstor Morris dijo...

Arianna gracias por tu lectura y parecer.
Un cordial saludo y muchas felicidades.

Néstor Morris dijo...

Sol me alegra saber que te ha gustado, eres muy amable en tu decir.

Un cálido abrazo y muy felices fiestas.

Néstor Morris dijo...

Sandra ... me sumo a tu parecer ...no hay que confundir las vestiduras...

Un abrazo, estimada y admirada amiga.
Felices fiestas y próspero 2008.

Moraine dijo...

Esta me encanta...Hace algunos años, escribí cosas parecidas...
Gracias por pasar por mi blog...Un saludito desde centro europa!

Néstor Morris dijo...

Moraine

Gracias por tu paso y decir.
Fue un gusto pasar por tu espacio y también lo es el encontrarte aquí.

Un abrazo.

Sofía Elena dijo...

Hermoso tu poema amigo...gracias por visitar mi blog y dejar tus huellas.
Un abrazo
Sofía

Néstor Morris dijo...

Gracias Sofía por acercar tu visita y parecer a este rincón.

Un abrazo.

Qyмεяa dijo...

si alguno de ellos recuerda, el paso helado y cálido, si alguno de ellos quizás es uno mismo . . .

como dejarte pasar sin recordarte, te sigo

Néstor Morris dijo...

Muchas gracias, por acompañar el andar de mi pluma.
Un fuerte abrazo.