miércoles, 20 de abril de 2011

NN



Hay sueños en la vida
que nunca ven la luz
aunque te esfuerces,
en procurar llevarlos hasta el punto
de la distancia mínima a lo cierto.
No saben desgarrar
la sombra que se empeña en envolverlos
y asi se van hundiendo
en la profundidad de los olvidos.

Mas
el castigo mayor, tenaz, silente
es el acostumbrarse
a creer que el presente
raramente deriva de algún sueño

6 comentarios:

Qyмεяa dijo...

Como quisiera tener una bola de cristal mágica, que me mostrara tus insólitos sueños,
a cambio tengo tus versos llenos de encanto, como un libro de mil cuentos.

Que fortuna poder leer tus sueños y encontrar trascendencia . . .

cariños

Néstor Morris dijo...

Fortuna la mía al encontrar la sensibilidad de tu lectura y de tu palabra.
Cariños.

Romina dijo...

Aún así, aunque no se hagan realidad, aunque no sean tu presente. Nunca dejes de soñar.

Gracias por su visita.

Saludos.

Arwen Cullen dijo...

Quisiera muchas veces hacer realidad mis sueños y los de todos aquellos que sufren por no hacerlos realidad.
Un beso enorme y que no sufras por tus sueños.

Néstor Morris dijo...

Romina, gracias por acompañar este pequeño decir...
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Arwen, qué bello sería poder ayudar a cumplir sueños ajenos...tal vez más bello que lograr los propios.
Gracias por tu cercanía.
Besos