viernes, 7 de mayo de 2010

Mi refugio

Puede ser que no entiendas
de mi silencio, el peso
que sumerge el aliento
y desafía mis ganas
de enarbolar sonrisas
en donde los segundos
por frágiles
se quiebran.

Ya no hay en mis bolsillos
el caudal que guardaba
para sembrar desiertos
aunque juntara espinas.
Y tampoco comparto
la idea de ser hoja
que vuele y se detenga,
ajena a su mirada,
en donde el viento opine.

Por eso me refugio
detrás de mis silencios,
un lugar que tan solo
conocen unos pocos.
Desde allí es que contemplo
la verdad que da el tiempo.

16 comentarios:

Daniel dijo...

¿De cuántas palabras dispone el silencio?
Que albergan en el sin esperanza alguna de nisiquiera nacer...

Un muy buen poema Nestor

Un abrazo.
Dani...

Néstor Morris dijo...

GRacias , siempre, Dani por estar acá.
Un abrazo.

Concha Vidal dijo...

¡ Cuanto tiempo sin hablar !!!

Qyмεяa dijo...

Néstor, las "Herejías y delirios para antes de Morir" te ha otorgado el "Premio Tejiendo Sueños".

Gracias a tu gran contribución soñando y haciéndonos vivir en un mejor mundo.

Puedes ver tu premio en:
http://herejiasydelirios.blogspot.com/

Muchas felicidades !!!

Néstor Morris dijo...

Concha...no te ha contado el mar?
Un abrazo, Pastora.

Néstor Morris dijo...

Qyмεяa
Gracias, hoy y siempre por tu generoso paso, por tu disposición a "sentir" las palabras.
Un cálido abrazo.

Marbel dijo...

Qué belleza encuentro siempre en tus poemas Néstor amigo...
Doy gracias a esa madurez que nos permite contradecir al viento y refugiarnos en nuestros silencios....

Un abrazote y todo mi cariño.... y gracias porque cada vez que te leo mi alma sonríe amigo... Besazo para ti.

Concha Vidal dijo...

Esta vez ha estado en silencio.

D' Gaviota dijo...

Sinceridad, sinceridad con uno mismo.
Me dio gusto leerte Morris, como siempre es un placer.
Saludos saturnianos!
Feliz inicio de semana.
=)

Qyмεяa dijo...

hey nene, te extraño, me hace falta abrigarme en tus palabras, para sentir más, para reinventar mis latidos, para no quedar totalmente adormecida por la realidad . . .

Néstor Morris dijo...

Gracias Marbel por la generosidad con la que -siempre- me agasajas.
Un fuerte abrazo.

Néstor Morris dijo...

Concha es uno de mi escenarios habituales: el silencio.
Abrazos, Pastora.

Néstor Morris dijo...

Gaviota pues también es mío el gusto al encontrarte acá.
Un cálido abrazo.

Néstor Morris dijo...

Qyмεяa Aunque algo perdido, siempre estoy...tal vez desde una levedad que no brinda huella, pero estoy...
Un abrazo asiiiiiiiii de grande.

Ssoul dijo...

es usted una deliciosa anomalía de la especie

Néstor Morris dijo...

es usted una deliciosa anomalía de la especie

Puede uno recibir palabras más tibias que éstas?

Gracias.