domingo, 7 de junio de 2009

Otoñal



Desenreda el otoño su madeja de horas
ataviado de escarchas que preludian rigores.
El sol en su rutina reconquista tibiezas.
Curiosa, una calandria
se acerca a donde espero
mi viaje acostumbrado.

Un avión surca el cielo;
pienso, sueño, regreso
al punto de partida
donde todo está quieto.

8 comentarios:

Beatriz dijo...

Me encanta el Otoño...
Tiene una magía especial para mí.
Mis respetos y admiración, amigo.

Néstor Morris dijo...

En realidad Beatriz, el otoño desde su presencia visual o desde su concepción metafórica, siempre es un bello paisaje.
Coincido contigo, me agrada el otoño.
Gracias por tu paso.
Cariños.

Marbel dijo...

Ay qué delicia de poema...
Si me va a gustar hasta el otoño...y eso que soy más de primavera ;)

Felicidades Néstor, porque cada frase tuya es el principio de un poema, y cada poema un regalo esquisito.

Un abrazote y todo mi cariño. ;)

Néstor Morris dijo...

Marbel

Es un placer hallarte acá, visitando mis intentos y dejándome tu parecer pleno de aliento.
Mil gracias.
Un fuerte abrazo.

Concha Vidal dijo...

Y aquí, en pleno comienzo del verano Guilli.
Un calor que nos aplasta en contraposición del dulce otoño.
Las mareas se contradicen siempre.
Es imposible pastorear las olas.

Néstor Morris dijo...

Te han tomado el mar Gaviota?
Ya les han invadido la arena y tus paseos y tus contemplaciones?

Gracias por estar acá y ...he visto algo nuevo en tu espacio.
Un abrazote.

arshi dijo...

Otoño, coincido es
especial para las
almas sensibles, nos
llena de magia, y
algunas veces hasta me
hizo escribir...!
Ahora vengo a disfrutar
de tus sensibles expresiones!
Poeta, mil gracias!!!
Bsotsss!
Ari

Néstor Morris dijo...

Pues Ari
en el blog tienes la dirección del foro para ir cuando quieras a dejar alguno de tus trabajos.
Es cuestión de ir y postear.
Gracias por el afecto de siempre.
Un abrazote