viernes, 1 de mayo de 2009

Huellas de abril

El paisaje está intacto
como si el tiempo hubiera
vivido en un letargo
y de ese modo, nada
se viera erosionado.



Las huellas permanecen
en un sendero donde
la espera se hace dueña.

Los puntos sobre un mapa
no siempre han sido luces
de una misma guirnalda.
Pero nada está escrito
definitivamente
cuando el amor es parte.

Tal como el horizonte
la verdad no es un sueño
a pesar que nos pueda
parecer muy lejana.
Hay destellos que alientan
a seguir el camino
aunque la niebla intente
ensombrecer tal brillo.

6 comentarios:

mabel casas dijo...

"Los puntos sobre un mapa
no siempre han sido luces
de una misma guirnalda."

y cuántos deseos se unirían si así lo fuera!
me prendó la metáfora de estos tres versos, grande!!
cariños

D' Gaviota dijo...

Y a pesar de que no hallemos claridad, lo que tenemos es lo que nos llena, y luchamos por ello...
Saludos saturnianos!
=)
Hermosa semana!

Néstor Morris dijo...

Mabel
justo en lo que dices pensaba al escribir esas palabras...
Una alegría, siempre, verte.
Cariños.

Néstor Morris dijo...

Gaviota
Gracias por tu paso, tus palabras y tus deseos.
Espero que tú también tengas una hermosa semana.
Cariños.

Concha Vidal dijo...

Ya te lo comente en su momento.
Sigo pensando lo mismo.
Pastora.

Néstor Morris dijo...

Concha

Sabes bien el placeer que me representa encontrar las huellas de la Gaviota de Alicante, la legítima Pastora de espumas...
Gracias.
Un abrazote.