miércoles, 28 de mayo de 2008

Experiencia


De haber sabido entonces
en el momento justo
en el lugar preciso
donde dejar la huella
que olvidaban los pasos,
hoy no estaría astillado
el fondo de mis ojos.


Pudo ser diferente
(incluso más escasa)
la cosecha que supo
resguardar esta historia.
Pero no
se dio asi.
La foto que repaso
es realidad a secas.

Bajando mi ladera,
entre filosas piedras,
no resulta sencillo
optar por una senda.
De todos modos, busco
no arrugar estas horas,
las que luego recuerde
cuando me siente a verlas.

26 comentarios:

Ana Soff dijo...

Hace tiempo que no me dejaba caer por aquí. Bonito reecuentro con tus poesías.
Hermoso poema... mucho sentimiento!

Un saludo.

Néstor Morris dijo...

Un gusto, Ana, reencontrarme con tu alentador decir.

Un abrazo.

Mary dijo...

me gusto mucho ¡

Dríada dijo...

A mí también me gustó aunque me cuesta entender.

Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Muchas gracias Mary por tu paso y parecer.
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Dríada, gracias por dejar tu parecer y dime, no entiendes la idea del poema?

Un fuerte abrazo.

DRÍADA dijo...

No, no la entiendo :(

Lila Manrique dijo...

Poemas hermosos, sentiemientos que afloran y dan vida a tus versos.
Un placer estar en tu blog,
abrazos

María Rosa Laguna dijo...

Tiempo hace, que no llego hasta aquí. Pero al volver, de nuevo, me he encontrado con el dulce y cálido abrazo de tus poemas, siempre hermosos. Intensos. profundos. Un grato saludo desde Córdoba. (España)

Mª Rosa Laguna

Néstor Morris dijo...

Dríada

Te acabo de acercar unas palabras a través del mail.

Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Lila

El placer es mio al encontrar tus gratas palabras.

Un cálido abrazo.

Néstor Morris dijo...

Gracias María Rosa, eres muy generosa en te decir.

Un cálido abrazo desde una Buenos Aires que preludia lluvias.

D' Gaviota dijo...

Pero de haberlo sabido la historia no hubiera marchado así, habría sido tal vez distinta y sin sentido... ahora tiene uno... la experencia.
Saludos saturnianos!
Qué tengas un buen fin de semana!
=^^=

Néstor Morris dijo...

Gaviota
es cierto que de rasparnos las rodillas supimos que el suelo era duro...pero las rodillas se curan rápido, las ilusiones no.

Gracias por acercarte y dejar tu huella.
Un abrazo.

Viviana Álvarez dijo...

Es difícil la opción, siempre es un abanico de caminos que se nos presentan. Y uno se siente tan pequeñito y desprotegido que da miedo.
Celebro tu decir y agradezco de corazón tu paseo por mis letras.

Néstor Morris dijo...

Muchas gracias Viviana por la cercanía de tu sensibilidad.

Un abrazo.

DRÍADA dijo...

Gracias

nestormorris dijo...

Dríada

A ti, por acercarte a este espacio.

Un abrazo.

Mary dijo...

HOLA NESTOR

PASE A SALUDARTE

Néstor Morris dijo...

Hola Mary

Gracias por pasar y dejar tu saludo.

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Bello poema también. Hace tiempo que no pasaba por acá.Es un enorme placer leerte.
Un abrazo.

Néstor Morris dijo...

Alegre quedo al encontrar tu decir, querida Raquel.

Un fuerte abrazo y lo mejor para vos.

Laura dijo...

Siento que habla de esas historias que uno desea sean más largas, pero de alguna manera se van entre los dedos de los días, como arena, como agua; y no nos queda mas que el recuerdo.

Gracias, me ha encantado.

Un abrazo desde México.

Néstor Morris dijo...

Gracias Laura, muchas gracias por acercarte, dejarme tu palabra y de ese modo permitirme conocer tu obra.

Un fuerte abrazo.

arshi dijo...

"Experiencia"
Quise separar un
frase, para destacar
y me daba cuenta,
que estaba copiando
todo el poema!!!!
Esto me emociono
tanto, quiere decir
que de principio
a fin, cada verso
se aferro a mi
alma!
GRACIAS !!!

Néstor Morris dijo...

Gracias Ariadna por el aliento que conlleva cada uno de tus comentarios, como el presente.
Un abrazo.