jueves, 21 de febrero de 2008

Peligrosa atracción

Deberían prohibir
conducir, cuando el sol
pinta su ocaso.

Mucho más si es que hay nubes
que ayuden a jugar
con los contrastes.


Sería de lamentar
que naciera un penar
de algo tan bello.

14 comentarios:

@Patrulich dijo...

Hola, Néstor!
Me gusta tu poema, simple pero contundente...

Te dejo un abrazo

Néstor Morris dijo...

Hola vecina...
Es un simple juego, una idea que se me cruzó mientras esperaba al 60 y veía un ocaso maravilloso, mientras los coches circulaban por la Panamericana...Pensé, con semejante panorama cualquiera puede desviar la mirada..

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Qué poema tan bonito.

Néstor Morris dijo...

Raquel

Este pequeño manojo de versos, se alegra al encontrar tu grato paso.

Un abrazo.

Sol dijo...

Sabes? Lo mismo pensaba yo el otro día, creo que fue miércoles en la noche? Que estaba manejando de vuelta a mi casa en pleno eclipse lunar... qué belleza en el cielo! Mucha distracción.

Néstor Morris dijo...

Has visto Sol ?

Esto está dicho medio en broma...medio en serio.


Un abrazo, compañera.

Arianna dijo...

Me detenido en tu ocaso y lo he contemplado gracias a la magia de tus palabras.

Saludos y gracias por agregar mi blog a tus contactos.

Arianna

Néstor Morris dijo...

Gracias Arianna por compartir esta pequeña "reflexión" sobre el ocaso.

Saludos.

©Claudia Isabel dijo...

Es cierto, un ocaso tan bello nos puede alejar de todo, como una bella mujer, no?
Saludos

Néstor Morris dijo...

Claudia...

quitaría lo de bella...
una mujer, desde su esencia, su manera de ser, su mirar, su "etc", puede alejarnos de todo..

Claro (smile) la belleza nunca está de más (más smile).

Un abrazo.

Marta dijo...

Me atrajo su título, breve y contunde poema, muy bello. Soy nueva en este blog, espero tu autorización.

Néstor Morris dijo...

Marta

Gracias por brindar tu parecer.
Desde ya, bienvenida a este espacio.

Un cordial saludo.

Laura dijo...

Hola Néstor, me gustó tu poema por breve, contundente y porque habla de nubes. Yo amo las nubes.

Gracias por pasar por mi espacio.

Seguiremos visitándonos.

Saludos desde México

Néstor Morris dijo...

Gracias Laura por tu lectura y palabra.

Un fuerte abrazo, desde esta Buenos Aires, hace varios dias lloviznosa.