martes, 6 de noviembre de 2007

Estadísticas


Ella sigue pariendo
con su cruda ignorancia
nacida en los escombros
que tuvo por cimientos.

Ellos marchan a tientas
sepultando inocencias
desconociendo el nombre
de la próxima pena.

Yo soy testigo
y parte -en alguna manera-
del andar de esta noria
que conmueve mi alma.

En tanto
para otros
son apenas la parte
de un número que exhiben
y que nunca comprenden.

7 comentarios:

Fernando Nerú dijo...

Estimado Néstor, te envio a la distancia un fuerte abrazo por este blog tan bello, con poesia finamente estructurada, sentida, viva y sensible en cada uno de sus estribos.

Pasare mas seguido por esta tu casa.

Un abrazo a la distancia, desde Ica-Perú mi tierra amada.

Néstor Morris dijo...

Fernando, muchas gracias por acercarte y permitir de tal modo, que siga tejiéndose esta red de poemas y sus múltiples decires.

Un abrazo.

lourdes quintana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lourdes quintana dijo...

hola nestor, gracias por pasar por mi blog, el lugar donde desgrabo los sonidos de mi corazón.te podria desir que me siento en casa cuando escribo y leo las grabaciones del alma de cada uno.
gracias una ves mas y felicitacones por lo que escribes, es muy profundo y real, tambien tienes una facilidad de palabra increible.
un saludo enorme desde cerquita, desde corrientes argentina.
un saludo enorme para todos nuestros hermanos del mundo!

hasta luego!!

Néstor Morris dijo...

Lourdes, gracias a ti por acercarte desde esa hermosa y muy querida Corrientes.

Un abrazo y nos seguiremos encontrando, no dudes.

Sandra Garrido dijo...

Querido amigo, estos versos conmueven, se inyectan en la retina de la mirada.
UN placer hallarte en la blogosfera.Ahora mismo te linkeo para poder seguir disfrutando de tu poesía.
Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Gracias Sandra por darte una vuelta por acá. Es un honor tu presencia.
Un abrazo, Poeta.